RESET SOLUTIONS PRESENTA:

¿Eres periodista?

¿Eras periodista?

¿Te da rabia que no te dejaran ver a Obama?

¿Las ruedas de prensa en Polonia te excitan sobremanera?

¿Sientes que el Gobierno te trata como un niño malo?

¿Aún te estás preguntando qué ha pasado? ¿A qué se debe toda esta censura desvergonzada?

image

¡No preguntes!

Nadie te ha dado permiso.

Si sueñas con periocidarte,

¡DETENTE!

En Reset Solutions tenemos algo que puede ayudarte.

Ahora, sigue estos sencillos pasos:

- Cierra los ojos. Imagina que te diriges a tu jefe de sección. Caminas más erguido de lo normal. Antes de que frunza el ceño, propon:

NO QUIERO IR A LA RUEDA DE MONCLOA.

TE INVITO A UN CHOCOLATE.

El ceño ya está fruncido.

¿Y SI TIRAMOS CON LA NOTA DE PRENSA?

¿DE AGENCIAS?

…TOTAL… ¡NO NOS DEJAN PREGUNTAR!

- Puede que tu jefe te diga que no le hagas perder el tiempo y que vayas a hacer tu trabajo. Pero tú sabes que ese no es tu trabajo.

AHORA, IMAGINA: 

¿Y si pareciera que estás ahí, frente al estrado, una vez más?

¿Y si en realidad no estuvieras?

¿Y si tú también fueras una pantalla?

TE PRESENTAMOS LA NUEVA APP:

TRAJE HOLOGRÁFICO PARA PERIODISTAS

image

Deja el teléfono móvil en tu silla y pulsa el HOLO BOTÓN

Una imagen de ti mismo se proyectará en la silla en 4K. 

¡En movimiento!

El TRAJE HOLOGRÁFICO PARA PERIODISTAS permite grabar gifs de ti mismo con gestos pensativos o tomando notas.

¡Nadie se dará cuenta!

 

NOTA: Si tu teléfono no posee la tecnología necesaria para esta APP, en Reset Solutions recomendamos el boicot a las ruedas de prensa del Gobierno.

Es momento de mejorar tu calidad de vida y la de todos los ciudadanos.

No pierdas más tiempo.

#SinPreguntasNoHayCobertura

La Navidad puede ser algo indigesta. Casi siempre termina en Reset. HOY. . EN SUS MEJORES PANTALLAS.

Américas

En noviembre de 2012 un grupo de jóvenes periodistas españoles, freelance precarios o en paro, decidimos poner en marcha una idea: Reset.

Esta revista digital está concebida como una herramienta mediática participativa. Cada una de sus ediciones está compuesta por los trabajos de cinco autores o autoras nuevos y su periodicidad es imprevisible.

Reset es un lugar donde todos y todas podemos publicar o re publicar aquellos contenidos que ya no absorbe la industria mediática que nos rodea, en los formatos de Reportaje Audiovisual, Texto, Fotoperiodismo, Ilustración y entrevistas. Sólo hay tres premisas: calidad, veracidad y que la obra esté basada en lo real, en la no ficción.

Reset es un espacio donde los autores/as son libres de experimentar con nuevos formatos digitales y arriesgar en las formas de contar.

En las seis ediciones publicadas, hemos conseguido actuar como un cruce de caminos en la red. Más que un medio de comunicación digital al uso, Reset forma parte de la efervescencia actual y tiene vocación de palanca para la gestación de una comunidad profesional más crítica y activa en la invención de los medios de comunicación del futuro.

Reset es, pues, un punto de encuentro, una posada digital donde periodistas, relatores audiovisuales, fotográficos e ilustradores pueden descansar, darse a conocer y relacionarse con nuevos profesionales. En Reset es posible poner en valor el trabajo que hacemos mientras no nos es fácil vivir de nuestra profesión, mientras la pensamos.

Desde nuestro equipo estamos, además, desarrollando una herramienta digital anexa a la revista que hará efectiva esa colaboración profesional, en la que cada profesional podrá beneficiarse de la interacción con una comunidad que le provea de inmateriales (equipo, conocimiento, logística) o de una plataforma para financiar su producción de contenidos y de remunerarle por ese trabajo.

Conscientes de la tradición periodística arraigada y fuerte que existe en América Latina y de las nuevas bases digitales que hoy complementan años de innovación y compromiso con las formas de contar, deseamos abrir las puertas a un talento vasto que sólo podemos imaginar.

Hoy empezamos a presentarnos como es debido, para mostrar lo que hemos hecho hasta ahora y para invitaros a pasar. Reset es vuestra.

Cinco lobitos….  http://theresetproject.org/

En esta edición podréis encontrar: 

Mathilde’s Misses: Mathilde organiza en Bruselas el primer concurso “Miss Sin Techo” del mundo. Quince mujeres optan al primer premio: un año de alojamiento gratuito. Pascale sueña con ganar el concurso para recuperar la tutela de su hija, pero no todo transcurre como ella espera. Un documental de Docwerkers.[AUDIOVISUAL]

Soldados: El año 2001 marcó un punto de inflexión en las Fuerzas Armadas Españolas. La supresión del servicio militar obligatorio dio paso a nuevas campañas de reclutamiento. El número de plazas para inmigrantes de países latinoamericanos y de Guinea Ecuatorial aumentaba al 9%; las bases y cuarteles serían reformados para la integración de la mujer en las dependencias. Un reportaje de Javier Corso.[FOTOPERIODISMO]

Despierta, cuenta tu historia: Laura Rueda cuenta desde el exilio la que ha sido la mayor experiencia periodística y humana que ha vivido hasta la fecha: codirigir el documental “15M: Málaga Despierta”.[TEXTO] 

* Emprendedor: Vuelta de tuerca a la figura del emprendedor. Desde Galicia, ilustración de Eloy Vázquez. [ILUSTRACIÓN]

The Silent Revolution: Desde hace más de dos años, los enfrentamientos entre el Régimen de Bashar al-Asad y los grupos opositores árabes monopolizan la cobertura periodística del conflicto sirio. Pero ¿cómo viven la guerra los casi tres millones de kurdos del norte del país? David Meseguer y Oriol Gracià preparan un documental para contarlo. [ENTREVISTA]

Amor de verano. #Reset4 está en el aire. http://theresetproject.org/

Amor de verano. #Reset4 está en el aire. http://theresetproject.org/

Fuego, drogas, hackeresas, parados. Y un nuevo pronombre personal de género. Mañana

Lo cuenta fácil Ramón Lobo en este post

Los periodistas somos corresponsables del desastre y pagaremos caro por ello. Ya lo pagamos en las cifras de ventas, en las audiencias. Estamos perdiendo lo único que nos puede garantizar un futuro: la credibilidad. Sin ella no somos nada, solo ruido, personas que escuchan y apuntan lo que dicta una televisión.

No es solo una imagen terrible. Es la prueba fotográfica de un fallo colectivo de los principios periodísticos. ¿Existen pruebas fehacientes de que sea realmente Mariano Rajoy?”


Desde Reset proponemos algunas ideas:

-1- Que el presidente mande audios enlatados vía Whatsapp, o Souncloud. Los periodistas lo tendríamos más fácil si pudiéramos hacer clic en un botón que rezara:

Nuevas actualizaciones: “Declaraciones de Mariano Rajoy. Tags: esperanza, crecimiento, progreso, viva España”.

-2- Es importante mencionar la fuente cerrada de la que proviene la “información” que publicamos:

"El Presidente del Gobierno ha declarado en su última actualización que [blabla]. Para escuchar el audio completo, diríjase a Moncloa Podcasts”. 

-3- Si esto va a seguir así, estaría bien establecer un calendario festivo de la preguntas y las respuestas. Una especie de maratones para periodistas ansiosos (al estilo del programa “Tengo una pregunta para usted”, de TVE). Considérese la audiencia potencial de estas jornadas  informativas en directo. 

-4- También proponemos algún tipo de hackeo del monitor que muestra la cabeza parlante de nuestro presidente. Quizá conseguimos que alguien del servicio técnico intente arreglarlo. Tal vez comparezca algún portavoz para leer “lo que el presidente habría querido decirles a ustedes”. Así crearíamos una noticia. Imagínense que sale él mismo a hacerse de apuntador. 

-5- Puestos a probar nuevos formatos, hagamos un Hangout. Quizá lo que teme Rajoy es quedarse a merced de un grupo de periodistas enfadados. Pongamos aire de por medio, una videoconferencia. 

-6- También es posible boicotear al gobierno y no asistir a ninguna rueda de prensa holográfica. Que el departamento de prensa haga llegar sus textos a las redacciones, y que éstas los utilicen como crean conveniente. Esa ruptura efectiva de una relación que ya está rota podría ser el detonante de algo mejor, algo nuevo. Pero detengamos esta farsa. 

Ayer tuvimos el placer de participar en la mesa redonda sobre comunicación alternativa que la Asamblea de estudiantes del Campus de Poblenou de la Universidad Pompeu Fabra lleva organizando desde el 21 de enero. 

Se trata de una iniciativa que ha cosechado éxito y que llena el hueco del que los proyectos de periodismo alternativo no parecen gozar en el día a día de las facultades. Al parecer, los propios alumnos y alumnas echan de menos conocer qué pasa más allá de los medios masivos que probablemente no serán una opción laboral para la mayoría, y en este caso, han puesto remedio con la organización de estas jornadas. 

Lo que quizá ellos y ellas no saben es que estos puntos de encuentro y discusión entre proyectos periodísticos alternativos (algunos con una notoria trayectoria, como La Directa, otros con una amplia función de vigilancia crítica de los medios, como Media.cat, e iniciativas más jóvenes como SomAtents o Extramurs), son muy nutritivos para nosotros y nosotras. 

Las personas que empujamos las iniciativas emergentes, que salen adelante con el trabajo voluntario, necesitamos saber quiénes y cómo son los compañeros y compañeras que también conducen contra viento y marea. Tener espacios para interactuar, cambiar opiniones e incluso hablar de unión dentro de la heterogeneidad. En Reset creemos que la cooperación entre profesionales y sus proyectos es la única forma de fortalecer nuestra oferta, de aprender y de no estar solos y solas en esta difícil misión: cortar las primeras lianas en el temible bosque del futuro del periodismo.

Vivimos un momento de efervescencia, quizá de saturación. Pero también empieza a ser palpable que la táctica del “chiringuito digital” no es la panacea a la crisis laboral y de sentido de nuestro sector. Que es importante detectar el solapamiento, pensar qué queremos hacer y si realmente queremos ponernos a ello. Y adaptar la sana competencia a las necesidades que el sector alternativo empieza a tener de forma específica. 

Sin aplacar la energía y el compromiso necesarios para zarpar con una aventura periodística en estos tiempos, la sostenibilidad económica y la conexión con la ciudadanía empiezan a tener más protagonismo en los debates, lo cual es una buena noticia: hemos aparecido, ahora habrá que luchar para ser una alternativa, herramienta o complemento real. Si encontramos dificultades significa que avanzamos: si escuece, es porque detectamos al epicentro del terremoto. 

Los y las estudiantes organizadores de este encuentro, que hicieron preguntas y que ayer manifestaron sus preocupaciones existenciales, son la argamasa necesaria para el proceso en que muchos periodistas nos consideramos inmersos: volver a ras de suelo, junto a los ciudadanos; escuchar la voz interna sobre lo que es el buen periodismo -y no sólo basarnos en los modelos que implantan las empresas-, empezar a creer en nuestro propio criterio y reformular una profesión pensando, también, en nuestra propia supervivencia y en las características que queremos que tenga ésta. 

Para nosotras y nosotros, eventos como este representan el principio de un despertar profesional, crítico con los medios de comunicación y también con las propuestas que nacen de su crisis: el escepticismo también es constructivo. Hay nuevos periodistas que quieren serlo, que nos observan y que emprenderán caminos sobre nuestros aciertos y errores. En esencia: el periodismo está vivo y ruge desde su cueva. 

 

 

Foto de Clarabarm